Páginas

15 febrero 2018

La reproducción de las plantas

Una de las características principales de las plantas es que la mayoría de ellas (no todas) pueden reproducirse sexualmente y también asexualmente.
Para la reproducción sexual las plantas necesitan una célula sexual masculina y una célula sexual femenina que, al fusionarse (fecundación) darán lugar a una semilla.
Por el contrario, para reproducirse asexualmente no necesitarán estas células especiales, sino que la reproducción se producirá a partir de una parte de la planta (rizoma, tubérculo, estolón...). En la reproducción asexual no se forman semillas.
A continuación tienes dos vídeos de La Eduteca en los que te explican estas dos formas de reproducirse: