Páginas

14 diciembre 2010

La Voyager 1 llega a los límites del Sistema Solar

(Imagen cogida de la Wikipedia)
  
La nave espacial no tripulada Voyager 1 está llegando estos días a los límites de nuestro Sistema Solar. Llegar hasta allí le ha costado nada más y nada menos que 33 años, ya que salió de la tierra el 5 de septiembre del año 1977 (¿os acordáis de lo que estabais haciendo vosotros ese día?).
   
Alguno se estará preguntando, ¿pero eso está muy lejos? Bueno si queréis lo calculamos: la  Voyager 1 viaja a una velocidad de 17 km/seg, eso significa que va a más velocidad que cuando vosotros salís al recreo los martes, ya que recorrer 17 kilómetros en un segundo significa que recorre más de 60.000 km en una hora. Si hacemos un poco de cálculo mental y multiplicamos por aquí y por allá, llegaremos a la conclusión de que lleva recorridos más de 18 mil millones de kilómetros (18.000.000.000 km)
Por cierto, que se sepa, no ha parado en ninguna gasolinera interespacial para repostar gasolina. ¿Cómo lo habrá hecho?
   
Pero su viaje no termina, sino que ahora saldrá de nuestro Sistema Solar y continuará navegando por el espacio interestelar. Y no solo continuará navegando, sino que nos seguirá mandando información al menos hasta el año 2025. Luego, la superpila que lleva se le habrá agotado y no podrá enviarnos más datos. Eso, sin embargo, no quiere decir que en ese año se vaya a parar, ya que continuará y continuará navegando entre las estrellas gracias a la inercia que ahora lleva. Bueno, seguirá navegando a menos que se pegue un batacazo con alguna nave alienígena que venga de frente o con alguna otra que se salte un semáforo espacial. También podría ocurrir que algún objeto espacial interestelar se cruce en su camino y acabe con ella, pero la probabilidad de que esto ocurra es muy pequeña.
   
La Voyager 1 lleva, entre otras cosas, un disco de oro grabado con información de nuestro Sistema solar, de la Tierra, de la vida que hay en nuestro planeta, de cómo somos los seres humanos y de las diferentes músicas que hemos compuesto a lo largo de nuestra historia. De esta forma, si alguna civilización extraterrestre lo encuentra podrá saber cómo somos por este lado del Universo. Claro, que para eso necesitarán un aparato que pueda leer el disco, ya que se les olvidó meter uno en la nave. Ese disco lo podéis ver y escuchar en esta dirección: 

Esta es una de las primeras imágenes (y de las más bonitas) tomadas por la Voyager 1. En primer plano podemos ver nuestro planeta y justo detrás la Luna. Ambas están en cuarto creciente.
Esta imagen está cogida de la Wikipedia. si haces click en ella la podrás ver mucho mejor.
  • Para saber más sobre la noticia que da título a esta entrada del blog puedes acudir al diario: El Mundo.
  • Para saber más sobre la Voyager 1 o sobre su hermana gemela la Voyager 2,  puedes pasarte por la Wikipedia.

1 comentario:

  1. Carmen Salud 5ºa2:37 p. m.

    la nave voyager 1 no tripulada es chulisima

    ResponderEliminar


1. Ten cuidado con la ORTOGRAFÍA.
2. REVISA el texto antes de publicar el comentario.
3. GRACIAS por tus comentarios.