Páginas

19 diciembre 2007

El enigma Vermeer, un libro de Blue Balliet

Estimado amigo:

Me gustaría que me ayudase a desvelar un delito que sucedió hace siglos. Por culpa de ese delito se ha cometido una equivocación con uno de los mayores pintores del mundo. Como los que ocupan puestos de relevancia no tienen el valor necesario para corregir dicho error, he asumido la tarea de descubrir la verdad. Lo he elegido a usted por sus conocimientos, su inteligencia y su capacidad para pensar de forma poco convencional.

Si desea ayudarme, le compensaré con creces todos los riesgos que corra.

No debe enseñarle a nadie esta carta. En todo el mundo sólo otras dos personas han recibido el mismo documento esta noche. Aunque tal vez no lleguen a conocerse, los tres trabajarán juntos de una forma que ninguno de nosotros puede predecir.

Si muestra la carta a las autoridades, tenga la seguridad de que pondrá su vida en peligro.

Con esta carta, recibida únicamente por tres personas de la ciudad de Chicago, comienza esta apasionante historia.

Una historia de la que serán protagonistas dos chicos de once años: Calder y Petra. Ambos viven casi al lado uno del otro, van al mismo colegio, incluso a la misma clase; pero nunca han cruzado una palabra. Calder piensa que Petra es una chica especialmente rara, porque… Petra piensa que Calder es un chico muy raro, ya que tiene la manía de… (Lo siento, pero esas dos particularidades no os las voy a desvelar).

Por casualidad, y a su pesar, se encuentran un día en la librería del barrio. A partir de ese momento, una serie de sucesos extraños y aparentemente casuales empiezan a ocurrir.

El más grave de todos es la desaparición del cuadro titulado “Mujer de amarillo escribiendo una carta”, del pintor holandés Johannes Vermeer. Su ladrón, o mejor dicho, su secuestrador, pide un rescate por el cuadro, pero no es dinero lo que quiere.

A partir de ese momento los dos chicos se convierten en improvisados detectives resueltos a solucionar el secuestro, pues todo les hace ver que, posiblemente, algunas personas de su entorno están implicadas en el mismo.

El razonamiento, la lógica y los mensajes encriptados que encuentran les guiarán hasta el lugar en el que el cuadro está escondido. Pero ese lugar está vigilado por el ladrón, que no dudará en convertirse en asesino para conseguir su propósito.

Ahora te toca decidir a ti si el ibro parece interesante o no. Por cierto, Johannes Vermeer es uno de los más grandes (y misteriosos) pintores holandeses y el cuadro protagonista del libro no es inventado, arriba lo tienes. Su modelo le sirvió de modelo para la mayoría de sus pinturas.

El enigma Vermeer es un libro escrito por Blue Balliet, tiene 190 páginas magníficamente ilustradas por Brett Helquist. Está publicado por la editorial Salamandra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


1. Ten cuidado con la ORTOGRAFÍA.
2. REVISA el texto antes de publicar el comentario.
3. GRACIAS por tus comentarios.