Páginas

24 octubre 2014

Nuestros aventureros del fin de semana

Ell fin de semana pasado, Elena, Jaime y Rubén se dieron una vuelta por la dehesa extremeña. Uno de los parajes que visitaron fue el Dólmen de Lácara. Un precioso e interesante monumento situado muy cerca de Mérida.
Pero, ¿qué es un dólmen?  Los dólmenes son monumentos megalíticos, o dicho de una forma más clara, son monumentos construidos con grandes (mega) piedras (litos). En las fotos lo podéis comprobar. 
Parece ser que se construyeron en el Neolítico, lo que los sitúa en la Prehistoria, pero yo no os lo puedo asegurar porque aún no estaba por allí. Podéis echarle una edad aproximada de unos 7.000 años.
No se sabe muy bien qué función tendrían, aunque algunos historiadores piensan que podría ser monumentos funerarios. Quizás Obélix, el amigo ligeramente rellenito de Astérix, nos lo podría explicar; ya que él se dedicaba a fabricarlos en sus canteras (bueno, más bien él construía menhires, pero quizás conociera a algún "dolmenero").




En esta imagen de la Wikipedia podéis ver cómo se cree que era construido un dólmen:
Quizás al ver el dibujo podáis entender por qué les pusieron el nombre de dólmenes, ya que dolmen significa mesa en la lengua bretona.

Y por otro lado, pero también por la dehesa, Lorena se fue en busca de las primeras setas del otoño. Aquí la tenéis con su cesta especial para recoger setas. Porque si vamos a recolectar setas es importantísimo (y obligatorio) recogerlas en cestas y no en bolsas de plástico (¿por qué motivo? Eso mejor lo averiguáis vosotros).
Las setas, en realidad no son organismos, sino que son los órganos que permiten a los hongos su reproducción, ya que en ellos (en las setas) se forman las esporas con las que los hongos se reproducen.
Los hongos forman uno de los reinos en los que se dividen los seres vivos. Son organismos descomponedores, lo que quiere decir que se alimentan de sustancias orgánicas (restos de otros seres vivos que han muerto) en descomposición.
A pesar de esta forma de alimentación un poco asquerosa que tienen, las setas están riquísimas... siempre que no nos comamos alguna de las muchas setas venenosas que hay. Y es que la primera lección que tenemos que aprender sobre la recogida de setas es que debemos ser muy precavidos y nunca coger,y mucho menos comer, una seta si no estamos seguros de que es comestible.
Estas estupendas setas nos dice Lorena que son huevos de rey, también conocidas como oronjas. Su nombre científico es Amanita Caesarea, posiblemente porque a los emperadores romanos les gustaban mucho.

1 comentario:

  1. Anónimo4:31 p. m.

    Están muy chulos los dólmenes y las setas soy Jesús

    ResponderEliminar


1. Ten cuidado con la ORTOGRAFÍA.
2. REVISA el texto antes de publicar el comentario.
3. GRACIAS por tus comentarios.